miércoles, 3 de agosto de 2011

El desafortunado rincón de las... (III)


Ya sabéis: un empacho de dinosaurio en verano puede ser terriblemente mortal.

¡Hasta la vista!

7 comentarios:

  1. Me gusta esta serie de muertes ridículas, además es educativa, acabo de aprender que si me apetece dinosaurio mejor me espero a que pase el verano que en esta época sienta mal. ¿Quizás en navidades, entre polvorón y polvorón? ¿Cuando debería sacar el diplodocus a descongelar?

    ResponderEliminar
  2. Navidades, buena fecha para disfrutar de tu diplodocus al horno, troceadito y acompañado de especias... Espero que Piecito no se ponga triste.

    ResponderEliminar
  3. Ummm, gato relleno!!
    Ñam, ñam!!

    ResponderEliminar
  4. Por glotón no: por GLOTONAZO... Ni más ni menos que un dinosaurio entre pecho y espalda :P

    ResponderEliminar
  5. Jajaj!!!

    Es muy bueno!!!

    Jamás me imaginaría morir así, es difícil encontrar un dinosaurio en estos días :)

    Saludosss!!!

    ResponderEliminar
  6. Jiji, es todo cuestión de gustos y apetito... y bueno, también depende de si hay género o no; en Jurassic Park no fabricaban dinosaurios? Diablos, podría uno montarse una hamburguesería del tipo prehistórico hoy en día y triunfar :P

    ResponderEliminar