miércoles, 20 de abril de 2011

¡...Y santas pascuas!

Una vez más llega la Semana Santa,
 y con ella la oportunidad de flagelarse violentamente en la espalda, 
visitar al Papa y comer muchos huevos cocidos, así como monas de Pascua. 

Ah bueno, y de practicar los deportes cristianos de riesgo.


Saludos desde el Inframundo, camaradas.

9 comentarios:

  1. XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

    ResponderEliminar
  2. Oh si, hermanos!!! Aleluya!!! Yo lo siento... o es el poder de cristo o es que comí algo raro ayer, pero algo siento

    ResponderEliminar
  3. ¡Aleluya! ¡Pon tu mano en la mano de aquel que te dá la mano!

    ResponderEliminar
  4. Buffff, jesucristo en patinete, no se , no se

    ResponderEliminar
  5. genial tio!lo he flipao y el miki(como se escriba)brutal!

    ResponderEliminar
  6. Tendria que existir la semana pagana e ir dando hostias a mansalva a los cristianos y gritando como locos "poned la otra mejilla mamoneeees" ufff aun me queda rabia contenida de la Semana Santa D:

    ResponderEliminar
  7. Jaja, sería una semana agotadora de intensa persecución, y estarían invitadas las tribus urbanas y rurales del Black Metal y algunos siervos de Satán. Pero, eso sí, me encantaría conservar la longaniza seca, la mona de Pascua y el huevo cocido, pues ya se ha hecho uno a esas deliciosas costumbres.

    ResponderEliminar
  8. Vale, la longaniza tambien nos sirve de arma contundente jajajaja!!

    \m/ (>_<) \m/

    ResponderEliminar